Jueves, 6 de agosto de 2020

Una vez descubiertas las andanzas patrimoniales y fiscales del Rey Emérito (que tanto se asemejan a la de otros personajes de su generación como el ex president Pujol) y aceptada por Don Juan Carlos I la única solución posible, es decir, apartarse de toda tarea institucional y abandonar España, la pregunta que podemos hacernos es la de si merece la pena conservar la Monarquía como institución central de la Constitución; y, si la respuesta es positiva, qué reformas habría que hacer.

Es indudable el interés político que tiene para algunos partidos utilizar el enriquecimiento patrimonial en negro del Rey Juan Carlos I, al margen de cualquier vía institucional o legal, para impulsar la idea de que la monarquía –«los Borbones»– es, por definición, corrupta y antidemocrática.…  Seguir leyendo »

Hay un sector del espectro político español, que abarca desde la izquierda radical al independentismo identitario, que rechaza la monarquía y reniega de la Constitución de 1978. Para ese sector que busca sustituir el sistema democrático imperante por otro alternativo, las turbulencias desatadas en torno al Rey Juan Carlos son la ocasión de dar su anhelado salto cualitativo con un postulado de apariencia sencilla: la monarquía es una institución corrupta que debe desaparecer y dar paso a una honrada república. Quienes auspician esa singular cabriola saltan alegremente de las personas a las instituciones y, jugando con los calificativos a su conveniencia, emiten apresuradas sentencias condenatorias con nombre y apellidos y expiden adivinatorios certificados de honradez con el nombre del titular en blanco.…  Seguir leyendo »

La Merced, Perú. Hans Luiggi (Unsplash)

A inicios de septiembre del 2014, en la comunidad de Alto Tamaya-Saweto (ubicada en el departamento amazónico nororiental de Ucayali, en Perú), tres indígenas de la etnia asháninka, la más numerosa del Perú, fueron emboscados atacados con armas, golpeados y finalmente asesinados. Posteriormente, partes de sus cuerpos incinerados fueron encontrados en la selva.

Edwin Chota, Jorge Ríos Pérez, Leoncio Quintisima y Francisco Pinedo luchaban contra taladores ilegales de madera en sus territorios, a pesar de la tormenta de amenazas, hasta que finalmente cayeron victimados. Más de cinco años después, la justicia peruana no ha resuelto el caso, mientras en Colombia, Brasil, México siguen ocurriendo crímenes igual de escandalosos.…  Seguir leyendo »

Los nuevos rebrotes muestran algo terrible para los más débiles: ciertos abusos de la libertad. Antes que seres dispuestos dócilmente a la servidumbre voluntaria —la gran queja de muchos analistas tanto de la derecha como de la izquierda estos meses de confinamiento—, ¿no aparecemos ahora justo como lo contrario? Si pudiéramos hablar de un “dispositivo de poder”, este parece haber entrenado más nuestra búsqueda inmediata de desescalada y nuestro deseo de libertad como no injerencia que un supuesto “espíritu de rebaño”. Si la pandemia mostrase alguna patología social parcial, esta no tendría tanto que ver con el bovino gregarismo como con cierta incomodidad por la limitación de una libertad responsable; no tanto con el miedo, que existe, como con las inercias sociales.…  Seguir leyendo »

«Para que estés tranquilo, me voy», le dijo el Rey Juan Carlos al Rey Felipe. «Y también para estar tranquilo yo», añadió. Y se fue de su casa. La reunión se produjo en el despacho del Rey, donde Felipe le convocó, no en comedor, no en un paseo, en su despacho oficial. Al entrar, JC observó que estaba también Jaime Alfonsín, Jefe de la Casa, que fue quien tomó la palabra y le indicó que debía abandonar La Zarzuela porque así se lo había indicado la vicepresidenta del Gobierno. Un hombre de 82 años, acribillado a costuras por las más diversas intervenciones quirúrgicas, con limitaciones de movilidad -tiene que ser auxiliado para entrar o salir de los sitios-, y con un innegable regusto amargo acumulado por cada día vivido bajo presión, dejó hace unos días la que fue su casa durante más de cincuenta años.…  Seguir leyendo »

Majestad,

No le escribo como amiga -que no lo soy del Rey-, pero sí escribo al Rey amigo, porque un Rey ha de ser amigo, y lo es, de todos sus connacionales, sin excepción ni acepción de personas. Y aunque el monarca deje de reinar, no por ello deja de querer…, y ser querido. Por tanto, Majestad, van estas letras desde el afecto sincero, como sincera fue mi libertad de crítica cuantas veces hube de afilar la pluma para censurar alguna de sus actuaciones. Pero también le escribo desde la perplejidad por su marcha y por la forma en que se nos ha dado a conocer.…  Seguir leyendo »

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia de ordenar la detención y el arresto domiciliario del expresidente Álvaro Uribe, como medida cautelar en el proceso por presunta manipulación de testigos que le tiene encausado en dicho Alto Tribunal, ha provocado un auténtico tsunami político en el país en plena pandemia. La resolución ha sido cuestionada tanto desde el punto de vista jurídico como político.

Efectuando un análisis desde el punto de vista estrictamente legal, no me cabe la menor duda como jurista -como a otros colegas españoles consultados- que denegar al expresidente la defensa en libertad en un proceso al cual siempre ha acudido respetuosamente a las citaciones es una clara extralimitación del órgano jurisdiccional.…  Seguir leyendo »

En lo peor de los enfrentamientos entre los gobiernos griego y alemán en medio de la crisis del euro, un funcionario alemán trató de convencerme de no insistir en pedir un alivio de deuda para Grecia, con el argumento de que aunque Alemania sea rica, la mayoría del pueblo alemán es pobre. Y no se equivocaba en lo segundo.

Un estudio reciente ha confirmado que la mitad de la población de Alemania posee apenas el 1,5% de la riqueza del país, mientras que el 0,1% superior posee el 20%. Y la desigualdad está empeorando. Durante las últimas dos décadas, el ingreso real disponible del 50% más pobre ha estado en caída, mientras que el del 1% superior viene subiendo rápidamente, a la par del alza de los mercados inmobiliarios y bursátiles.…  Seguir leyendo »

Living in the shadow of the Bomb-1

A traveler heading northward from El Paso eventually enters a stretch of New Mexico desert so remote and hostile that the Spanish conquistadors dubbed it Jornada del Muerto — a phrase not easily translated. A jornada is a day of hard labor. Muerto means dead man. The dead man’s toil, perhaps. Or maybe: a long day’s journey toward death.

In the depths of that empty land, in the early darkness of a midsummer Monday in 1945, some 425 people, including some of the world’s most brilliant scientists and engineers, prepared to detonate the first nuclear explosive device. They called it “the Gadget.”…  Seguir leyendo »

A Lebanese couple inspects the damage to their house in an area overlooking the destroyed Beirut port on Wednesday in the aftermath of a massive explosion in the Lebanese capital. (Joseph Eid/AFP via Getty Images)

“C’est Beyrouth”, or “it’s Beirut,” is a French term used to describe a state of chaos that has hit a place — a reference to the infamous chaos that lasted for more than 15 years in Lebanon’s capital due to the 1975-1990 civil war. Sadly, that term seems extremely accurate for describing Beirut today.

On Tuesday, I was settling down at my desk in my home office on what appeared to be a regular evening in the city. A striped mug filled with hot coffee was sitting next to my laptop as I scrolled through my phone, when I felt my chair move and my desk shake.…  Seguir leyendo »

En la cultura popular norteamericana se hizo popular la frase Elvis has left the building –Elvis ha abandonado el edificio– para indicar que el rey del rock había finalizado su actuación y que las multitudes que lo aclamaban ya no iban a seguir disfrutando de sus canciones en directo.

Utilizada posteriormente en múltiples contextos, no marcaba el final del espectáculo, sino que fue un subterfugio para que los artistas que compartían cartel con Elvis pudieran continuar tras su recital. Es decir, Horace Logan, fundador del Louisiana Hayride, quería garantizar que las enfervorecidas masas se calmaran y que el show pudiera continuar.…  Seguir leyendo »

Seventy-five years ago, on Aug. 6 and Aug. 9, the United States ushered in the nuclear age by dropping atomic bombs on Hiroshima and then Nagasaki, Japan. Over 100,000 Japanese residents, and possibly up to double that number, died of the blast, fire and radiation. Since then, many survivors — known as the hibakusha — have advocated for global nuclear disarmament. Our research finds strong public support for nuclear disarmament in both the United States and Japan.

Here are four things to know about efforts to eliminate nuclear weapons.

1. What’s the status of existing nuclear treaties?

A total of 191 governments have joined the 1968 Treaty on the Non-Proliferation of Nuclear Weapons.…  Seguir leyendo »

A soldier of Somalia's breakaway territory of Somaliland stands guard during an Independence day celebration parade in the capital, Hargeisa on 18 May 2016. MOHAMED ABDIWAHAB / AFP

Somalia and Somaliland, which have been locked in a decades-long standoff over Somaliland’s 1991 claim of independence and Mogadishu’s rejection of it, are talking again. Previous efforts at dialogue have repeatedly failed, with both sides fundamentally at odds over Somaliland’s claim to sovereignty. This impasse, in turn, has bled into disputes over territory, the management of resources and security cooperation. Ethiopia’s prime minister, Abiy Ahmed, has worked to cajole Somalia’s President Abdullahi Mohamed “Farmajo” and Somaliland President Muse Bihi to come back to the table, as have U.S. and EU officials. In a surprise move, the two leaders convened in the Djiboutian capital on 14 June.…  Seguir leyendo »

A helicopter puts out a fire at the port of Beirut after Tuesday’s explosion. Credit Agence France-Presse — Getty Images

My first summer job was at the port of Beirut. It was the late ’90s and I was just a teenager. I spent muggy months entering shipping data as part of an ambitious new program to move the port from analog to digital log keeping. It was as unglamorous as you would expect from a bottom-rung job in the bowels of a Middle East bureaucracy. But despite the heat and the monotony, there was optimism.

The port was critical infrastructure in an economy rejuvenating after 15 years of civil war. Digital log keeping was part of the future — and an attempt to introduce much-needed order and transparency to a recovering public sector.…  Seguir leyendo »

The aftermath of the massive explosion at the port of Beirut, in the heart of the Lebanese capital. Credit Agence France-Presse — Getty Images

It began as a rumble. A deep bass rattling through the building. And then a roar for seven, eight, nine seconds, an eternity. A sound that could be made only by the world itself breaking open. I was certain it was an earthquake.

My husband rushed from the balcony to our bedroom. Waves of pressure rolled over us; we crouched and clutched at one another. Glass broke, doors blew open, objects shattered. From the street rose screams and oaths. And terrified exhortations: “Ya Muhammad! Ya Muhammad!”

“What was it?” I asked, when I could breathe again.

Infijar,” he responded.…  Seguir leyendo »