Sábado, 9 de marzo de 2013

There he goes again. U.N. Secretary-General Ban Ki-Moon erroneously has asserted, for the fourth time in two years, that “all [Israeli] settlement activity in the occupied Palestinian territory, including east Jerusalem, is illegal under international law.”

The Washington Post headlined its Feb. 1 Associated Press dispatch “U.N. panel criticizes Israel on settlements; Report says ‘creeping annexation’ violates rights of Palestinians.” AP noted that Mr. Ban was “reiterating his often-stated view.” He sure was.

Visiting Lebanon last year, Mr. Ban alleged that “settlements, new and old, are illegal. They work against the emergence of a viable Palestinian state.”

Speaking to a U.N.…  Seguir leyendo »

The deserted white apartment building tells its story floor by floor. The street level has only gaping open spaces where there were once floor-to-ceiling windows. On the second story, pieces of aluminum protrude across some of those gaps. More metal appears on the third floor, delineating parts of window frames. The fourth floor has horizontal and vertical metal bars in the gaps, but no glass. The fifth and top floor reveals what each level of this 40-unit structure used to look like: a parapet of white panels encloses a row of identical apartments with sliding glass doors that open up to balconies.…  Seguir leyendo »

In the aftermath of the summit meeting in Kazakhstan between Iran and the great powers, there is an unusual sense of optimism in the relevant capitals.

While in the past Iran’s media and politicians greeted such meetings with denunciation and pledges of defiance, this time the regime’s official class sounds moderate in tone and tempered in its claims. Even jaded American officials accustomed to Iranian obstinacy appear somewhat sanguine.

After nearly a decade of diplomacy, there is a faint and perhaps fleeting light at the end of one of the world’s most durable tunnels. The challenge for the next round of talks, in April, is to cement the progress that has been made and finally transact a resilient arms control agreement.…  Seguir leyendo »

La primera vez que vi matar a un cerdo tenía 11 años. Llevaba varios días jugando con el animal, que me pareció más interesante que los perros semisalvajes que le gruñían en torno. Era el primer cerdo vivo que veía en mi vida —en el oriente de Cuba— y fue cuestión de días el paso abrupto de una imagen del animal domesticado a otra de su cuerpo abierto en canal y colgando de un árbol.

La vulgata psicológica de Occidente asegura que ciertos recuerdos de infancia son capaces de ocasionar un trauma, una herida interior, que activa a su vez una suerte de mecanismo de defensa para archivarlo en un lugar recóndito de la memoria.…  Seguir leyendo »

La calle más larga de Hannover se llama Podbielski. Los lugareños la llaman Podbi. Mide 5,2 kilómetros de longitud y conecta la zona céntrica de la ciudad con las afueras. Al principio de la Podbi, en su extremo próximo al centro urbano, se alza la central de la fábrica de galletas Bahlsen, cuyos dulces productos también se venden en España, por lo que no hace falta abundar aquí en explicaciones comerciales.

La Bahlsen es una fábrica de toda la vida. Su fachada de gruesos muros de piedra aguantó los espeluznantes bombardeos del año 1944, así que es uno de los pocos elementos del mobiliario urbano vinculado con el antiguo pasado de Hannover.…  Seguir leyendo »

Aníbal, general de Cartago, contemplaba Roma, después de la batalla, de tantas batallas, preguntándose si el deseo de aquel éxito no habría sido su propio fracaso. Había dejado en el camino de las victorias a Himilce, a sus hombres y a sus hijos. Había olvidado por qué Roma era su obsesión, pues hizo de la derrota a Roma su única razón para vivir, para vencer, para perder, para olvidar a su pueblo. Lo había perdido todo para no ganar nada. Y su pueblo lo alejó de él.

En numerosas ocasiones percibimos el éxito y la victoria como el objetivo, el único fin.…  Seguir leyendo »

La solidaridad es una cualidad de nuevo cuño que llena ahora las páginas de la Prensa, si bien los protagonistas de la llamada del corazón son especialmente entusiastas de esta novedosa virtud. Para ejercerla, basta viajar un fin de semana con el fotógrafo predilecto a una de las innumerables islas tropicales y abrazarse a un tierno infante de mirada de gacela, mientras se dispara la cámara para perpetuar las imágenes.

Quien dice islas tropicales, acepta igualmente las sabanas del África subsahariana y las selvas del Amazonas o de Malasia. Las fotos serán parecidamente lucidas, pero el alojamiento y el disfrute posterior a la sesión fotográfica van a desmerecer bastante.…  Seguir leyendo »

Nadie que haya visto la escena podrá olvidarla nunca. Pekín. La plaza de Tiananmen y una larga hilera de carros de combate. Un hombrecillo en el que no se distingue nada especial, vestido con una guayabera y que lleva una especie de bolsa de la compra en una mano se pone delante. Está solo, no se ve a nadie más en todo el espacio que recoge la cámara. Un hombre y una hilera de tanques. Un ratón plantándole cara a un gato.

Y el carro de combate trata de esquivarle, pero el hombre se va poniendo delante. A cada movimiento del tanque, él se planta delante, con su bolsa, su guayabera y su soledad ominosa, indescriptible como un suicidio.…  Seguir leyendo »

Chávez cambió la historia de Venezuela. Su muerte también. Los próximos meses son cruciales para saber si los pilares de su revolución bolivariana permanecen o se esfuman.

Hugo Chávez irrumpió en la política y enamoró a muchos venezolanos porque supo crear una alternativa ante aquella democracia pactada que alimentó a una clase política corrupta. Su llegada al poder fue la última estocada a unos partidos políticos que representaban a muy pocos y de los que se beneficiaban aún menos. De la mano de su revolución bolivariana y sus misiones, los marginados políticos y económicos se convirtieron en actores políticos. Ya nadie podrá volver a ignorarlos.…  Seguir leyendo »

Après le 8 mars, le féminisme islamique fait encore parler de lui et couler de l’encre. Des colloques sont organisés pour le promouvoir ; des tribunes sont écrites pour le faire découvrir. Une réflexion critique doit cependant être menée, tant ce sujet semble facilement conquérir les esprits, cherchant à sortir des images stéréotypées de l’islam et des musulman(e)s.

Des questions souvent posées à ce propos traduisent cet espoir. Le féminisme islamique présente-t-il une voie authentique de la lutte des femmes musulmanes pour l’accès aux droits ? Elève-t-il un double étendard contre les visions racistes qui propagent la haine de l’islam et celles qui répandent des interprétations misogynes et rétrogrades ?…  Seguir leyendo »