Miércoles, 30 de diciembre de 2009

En el preciso momento en que la amnesia se extiende por los ámbitos financieros internacionales tan rápidamente como la gripe A, los resultados del plan de relanzamiento masivo puesto en marcha en el mes de noviembre de 2008 parecen haber disipado todas las dudas, los miedos y las críticas de las que ha sido objeto el modelo de crecimiento chino. Se ha recuperado la inversión, el sector inmobiliario vuelve a funcionar a pleno gas y los 20 millones de emigrantes despedidos por los dueños de las fábricas del litoral han vuelto a encontrar trabajo en la construcción de las grandes infraestructuras.…  Seguir leyendo »

Hace ahora poco más de dos años, el 20 de diciembre de 2007, se aprobaba la Ley del Cine en el Congreso de los Diputados. Una Ley que venía a reforzar el tejido industrial y el impacto cultural del cine español, pionera en el ámbito europeo al diferenciar y respaldar decididamente a los sectores independientes de la producción, la distribución y la exhibición. Una Ley que, además de otros muchos aspectos, aseguraba el carácter estatal del Fondo de Protección a la Cinematografía y planteaba nuevas ayudas, además de salvaguardar la cuota de pantalla destinada a las obras comunitarias. Medidas todas ellas articuladas para la mejora de nuestro cine, como así lo entendieron todos los Grupos Parlamentarios, cuya votación sobre la Ley fue unánime.…  Seguir leyendo »

El Estado chileno ha exhumado y enterrado dignamente a Víctor Jara, torturado y asesinado por Pinochet. El húngaro, al bardo nacional Miklós Radnóti, ejecutado por los fascistas. Pero el español ni ha intentado localizar los restos de Lorca, el poeta y dramaturgo de este país más amado y más traducido de todos los tiempos, víctima de quienes se sublevaron en Granada contra la legalidad republicana en 1936. Porque, tengámoslo muy claro, en Alfacar la Junta de Andalucía (al fin y al cabo Estado) no ha buscado oficialmente al autor de Yerma, sino a alguno de los supuestamente enterrados con él en la misma fosa, o muy cerca.…  Seguir leyendo »

Hace 40 años, el hombre pisó por primera vez la Luna. Cuarenta años después, las dos grandes potencias que compitieron ferozmente por alcanzar la Luna cooperan todos los días a bordo de la Estación Espacial Internacional. En la actualidad, una tripulación de seis astronautas de distintas nacionalidades vive y trabaja de forma permanente en un inmenso laboratorio, del tamaño de un estadio de fútbol, que orbita 250 kilómetros por encima de nuestras cabezas fruto de la colaboración entre Estados Unidos, Europa, Rusia, Japón y Canadá.

Hoy en día, con la ventaja de la retrospectiva, sabemos que el significado de la conquista de la Luna es muy distinto del que la opinión pública interpretó en 1969.…  Seguir leyendo »

Que la información sobre asuntos de interés público es un pilar del sistema democrático no parece que pueda haber duda. Sobre todo para el Tribunal Constitucional. Por tópico que resulte, el tema que suscita este artículo obliga a invocar de nuevo que: «el art. 20 de la Constitución (…) garantiza el mantenimiento de una comunicación pública libre, sin la cual quedarían vaciados de contenido real otros derechos (…) reducidas a formas hueras las instituciones representativas y absolutamente falseado el principio de legitimidad democrática (…)» (STC 6/1981). La información veraz es la base de una sociedad democrática. No a cualquier precio, sino acorde con unas reglas que en lo esencial se basan en la información de interés público y obtenida de forma diligente, esto es, contrastada con escrupuloso respeto a las normas deontológicas.…  Seguir leyendo »

Si el año pasado estuvo marcado de principio a fin por el ominoso estallido de la crisis económica, cuya evidente inminencia tantos negacionistas se empeñaban en acallar, este año que ahora termina ha estado presidido por la lucha contra la crisis. Una lucha que finalmente parece haberse visto coronada por el éxito, a juzgar por el rally alcista de las bolsas, que cierran el ejercicio con subidas estratosféricas desde los mínimos de marzo. Por lo tanto, si semejante interpretación fuera acertada, éste sería el mejor momento para empezar a pedir cuentas, exigiendo responsabilidades tanto a quienes permitieron que la crisis se formase como a los que se han beneficiado de su presunta resolución.…  Seguir leyendo »

Leszek Kolakoswski falleció a mediados de julio, sigilosamente y sin que la prensa, máxime la española, se diera apenas por enterada. Los fastos con que hace semanas se celebró la caída del muro de Berlín no han servido para remediar la omisión. «El tiempo aprieta a los muertos en el olvido», escribió Tasso en el canto último de la Gerusalemme liberata. Pero no, no es tolerable que dejemos pasar este año del gracia del 2009 -un año desparramado, avieso y tristísimo- sin rendir un homenaje último a Kolakowski. Kolakowski hizo aportaciones decisivas a la comprensión del primer Marx y publicó estudios memorables sobre las ramificaciones sectarias del cristianismo heterodoxo.…  Seguir leyendo »

A veces se da un paralelismo entre la recepción de nuevas ideas científicas y de nuevos proyectos políticos cuando ambos suponen una ruptura con las concepciones previas de los científicos, en un caso, o de los políticos y ciudadanos en el otro. El pasado siempre importa. Lo recoge William Faulkner: «El pasado no está muerto. Ni siquiera es pasado».

La historia de la ciencia muestra que existe un conservadurismo mental que se resiste a aceptar nuevas ideas, aun las ya contrastadas, si chocan con lo previamente aprendido. Al final, los cambios conceptuales son aceptados, pero no repentinamente, sino a través de etapas consecutivas, que pueden resumirse en las cuatro siguientes:

1) se afirma que las nuevas ideas basadas en resultados experimentales son incorrectas, ya que resultan cuestionables los métodos empleados; 2) se defiende que los resultados son correctos, pero que resultan irrelevantes para las teorías establecidas; 3) se entienden los resultados como correctos y relevantes, pero se afirma que se trata de cosas ya sabidas desde hacía tiempo; y 4) los resultados, además de correctos y relevantes, se entiende que marcan un antes y un después en la investigación científica del campo de que se trate.…  Seguir leyendo »

«El jefe del Gobierno, en política, no tiene amigos ni los quiere», Manuel Azaña.

El politólogo Carl Schmitt, fallecido casi centenario en 1985, antiliberal y antiindividualista, rehabilitado recientemente por la izquierda intelectual, teorizó sobre la esencialidad de lo político nucleado en torno a la distinción entre amigos y enemigos, el «ellos contra nosotros» como inspiración radical de la acción política a la hora de resolver conflictos. Sostenía que la enemistad política es una fuerza de tal intensidad que ignorarla es suicida; tanto como intentar resolverla desde la racionalidad. Sus tesis han tenido una influencia limitada, pero el concepto de enemistad política, inherente a la dialéctica democrática, sí ha ingresado en el debate intelectual de estos días en nuestras sociedades.…  Seguir leyendo »

En mi generación, tener conciencia de clase era algo fundamental. En mis años de la HOAC así me lo prescribieron algunos compañeros, que me consideraban burgués por pertenecer a una familia de clase media. Aquella presión en los años 1959 a 1964, en pleno franquismo, me creó un cierto complejo de necesidad: debería adoptar una conciencia de clase casi proletaria que, aun siendo cristiano comprometido en la Tortosa de mi juventud, percibía que no se correspondía con mi condición de hijo de ganaderos y comerciantes.

Hoy, sin embargo, sí me queda un rescoldo de político durante tantos años y de compromiso con las ideas y valores en los que me educaron.…  Seguir leyendo »

This fall, Publishers Weekly named the top 100 books of 2009. How many female writers were in the top 10? Zero. How many on the entire list? Twenty-nine.

I wish I were scandalized, or at least surprised. I’m not. I understand the invisible prejudice — from the inside out. I’m a woman, but I’ve been a sexist, too.

In my grad school thesis, written at 23, you’ll find young men coming of age, old men haunted by war, Oedipus complexes galore. If I’d learned nothing else, it was this: If you want to be a great writer, be a man. If you can’t be a man, write like one.…  Seguir leyendo »

«What do you have in your bags?» bellowed the customs officer at Murtala Muhammed International Airport. Dressed in plain clothes, he seemed a jovial fellow. It was Dec. 26, 1999. I was checking luggage in Lagos, Nigeria, before boarding a flight to Detroit via Amsterdam.

I ticked off my list: clothing, books, toiletries, wood carvings and dried foodstuff. And a rusty sword that I had purchased as a souvenir from a street vendor in Lagos.

«Would you like to see it?» I asked the official.

«Oh, no,» he replied in mock horror. «I don’t like weapons. But where is my Christmas present?»

Since the attempted bombing of a Detroit-bound flight on Christmas Day, many have asked how Umar Farouk Abdulmutallab, a Nigerian student whose father flagged his radicalization to U.S.…  Seguir leyendo »

Collecting calligraphy in China during the Cultural Revolution, I found some by Commissioner Lin Zexu, governor of Canton in the early 19th century when Britain and others were booting the country about.

A cultivated man with a bold and vigorous script, he remains a hero to the Chinese to this day, one of the few incorruptible civil servants in a period when his country was in a state of political dissolution and moral meltdown, not least through the soaring consumption of opium.

After tipping our opium stocks in Canton into the Pearl River (that we pushed drugs in China partly to pay for imports of their tea gives this a nice Bostonian touch) the commissioner went straight to the source of the problem.…  Seguir leyendo »